Primeras líneas de CARTAS DESDE LA TIERRA de Mark Twain

Estas fotos me recuerdan que tienes a tu disposición las Cartas desde la tierra” de Mark Twain. Si quieres reírte un rato leyendo buena literatura, este es tu libro. Puedes bajártelo de aquí.

El Creador se sentó sobre el trono, pensando. Tras de sí, se extendía el continente ilimitado del cielo, impregnado de un resplandor de luz y color. Ante Él, como un muro, se elevaba la noche del Espacio. En el cenit, Su poderosa corpulencia descollaba abrupta, semejante a una montaña.
Y Su divina cabeza refulgía como un sol distante. A sus pies había tres arcángeles, figuras colosales disminuidas casi hasta desaparecer, por el contraste con las cabezas al nivel de sus tobillos. Cuando el Creador hubo terminado de refexionar, dijo:
–“He pensado, ¡contemplad!”
Levantó la mano, y de ella brotó un chorro de fuego, un millón de soles maravillosos que rasgaron las tinieblas y se elevaron más y más y más lejos, disminuyendo en magnitud e intensidad al traspasar las remotas fronteras del Espacio, hasta ser, al fin, puntas de diamantes resplandeciendo en el vasto techo cóncavo del universo…

 

diosteama
Diosteama

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *